Conferencia General Abril 2006

Sesión del sábado por la mañana  
Para actuar por nosotros mismos: El don y las bendiciones del albedrío Robert D. Hales
Corazones tiernos y manos dispuestas a ayudar H. David Burton
Un derramamiento de bendiciones Julie B. Beck
Como un niño Henry B. Eyring
Leales a la fe Thomas S. Monson
Sesión del sábado por la tarde  
“No recordaré más sus pecados” Boyd K. Packer
Para que siempre podamos tener Su Espíritu con nosotros David A. Bednar
Su misión cambiará todo David F. Evans
El don del albedrío Wolfgang H. Paul
Nutrir el matrimonio Russell M. Nelson
Al tomar la Santa Cena L. Tom Perry
Sesión del sacerdocio  
Ver el fin desde el principio Dieter F. Uchtdorf
Nuestra nueva generación Ronald A. Rasband
El arrepentimiento, una bendición del ser miembro de la Iglesia Richard G. Hinckley
Real sacerdocio James E. Faust
Nuestra sagrada responsabilidad del sacerdocio Thomas S. Monson
La necesidad de más bondad Gordon B. Hinckley
Sesión del domingo por la mañana  
La restauración de todas las cosas James E. Faust
Las cosas destrozadas pueden repararse Jeffrey R. Holland
El gran plan de felicidad Earl C. Tingey
Crecer en el Señor Anne C. Pingree
Para todos los hombres, de todas partes Dallin H. Oaks
Buscad el reino de Dios Gordon B. Hinckley
Sesión del domingo por la tarde  
Cómo crear un hogar en el que se comparta el Evangelio M. Russell Ballard
¡Ahora es el momento de servir en una misión! Richard G. Scott
Sión en medio de Babilonia David R. Stone
Instrumentos de la paz del Señor Robert S. Wood
La oración, la fe y la familia: Los peldaños para una felicidad eterna H. Bruce Stucki
La vida abundante Joseph B. Wirthlin
Hasta que volvamos a vernos Gordon B. Hinckley
Reunión general de las mujeres jóvenes  
“Yo soy la luz que debéis sostener en alto” Susan W. Tanner
Ustedes son de noble linaje Julie B. Beck
En su rostro se refleja Elaine S. Dalton
Su luz: Una norma para todas las naciones James E. Faust