Orad siempre

Es una satisfacción para el alma saber que Dios nos tiene presentes y está presto a responder cuando depositamos la confianza en Él y hacemos lo correcto. No hay lugar para el temor entre los hombres y las mujeres que depositan la confianza en el Todopoderoso, que no titubean en humillarse para buscar la guía divina mediante la oración. Aunque surjan persecuciones, aunque vengan reveses, en la oración podemos hallar tranquilidad, pues Dios hablará paz al alma. Esa paz, ese espíritu de serenidad, es la mayor bendición de la vida.

No sé por qué métodos se logra,
mas la oración Dios la contesta; lo sé.
Él Su palabra nos ha dado:
que siempre escuchará el ruego de fe.

Él la contestará, tarde o temprano,
así que oro y calmado espero,
aunque no sé si lo que he solicitado
vendrá de la manera en que yo quiero.

En Sus manos mi ruego he dejado,
siendo más sabias Sus sendas que las mías,
sé que me concederá lo suplicado
o me dará algo más hermoso todavía.

…les testifico, mis amados hermanos y hermanas, que Dios vive. No está muerto… Testifico que hay un Dios en los cielos que escucha y contesta las oraciones. Sé que es verdad. Humildemente quisiera instar a todos… a mantenerse en estrecha comunicación con nuestro Padre Celestial por medio de la oración. Jamás en esta dispensación del Evangelio ha habido mayor necesidad de orar. Es mi ferviente súplica que dependamos constantemente de nuestro Padre Celestial y procuremos concienzudamente mejorar nuestra comunicación con Él.

Mejoremos nuestra comunicación con nuestro Padre Celestial

Anuncios