Las Ruinas de Gat

Liahona Diciembre 1962
Excavaciones Bíblicas en la tierra Santa…

Las Ruinas de Gat

Por Christine y O. Preston Robinson

Tercero de una serie de artículos escritos por los hermanos Robinson sobre la excursión que efectuaron por la Tierra Santa a principios de año. (N. del Editor)

Fue durante el reinado de David, que Israel co­menzó a alcanzar la cumbre de su poder y gloria. Precisamente en el valle de Ela, unas pocas millas afuera de la ciudad de Gat, el joven David puso por primera vez de manifiesto el gran poder que habría de llevar al pueblo de Israel de la mano hacia el progreso.

Toda persona familiarizada con la Biblia conoce la historia de la famosa batalla librada entre David y Goliat. Aunque son bien conocidos los detalles de dicha lucha, sólo unos pocos eruditos bíblicos, sin embargo, se han aventurado a determinar el lugar considerado como escenario de la misma.

Fue aproximadamente en el año 1063 antes de Jesucristo, que un altivo y presumido gigante emergió del ejército filisteo y colocándose a su frente, provocó durante 40 días a las huestes de Israel, que se encontra­ban acampadas del otro lado del valle. Este soldado descomunal, retó a duelo a cualquiera de los guerreros israelitas que deseara batallar contra él. Su desafío consistía en conceder que los filisteos pasarían a ser siervos de los israelitas, si alguno de ellos llegaba a vencerle. Y si, por el contrario, él resultaba victorioso, los israelitas pasarían a ser sus esclavos.

Este gigante se llamaba Goliat, y era oriundo de la ciudad de Gat. Su altura era de 6 codos y 1 palmo (unos 2 metros 90 centímetros, aproximadamente), y tenía un físico perfectamente proporcionado.

Prácticamente por casualidad, David se encontraba visitando los ejércitos israelitas, que actuaban bajo las órdenes directas del rey Saúl. David había venido a traer provisiones para sus tres hermanos que estaban en el campo de batalla y cuando oyó el desafío de Goliat, se ofreció para luchar contra él. La historia de lo que sucedió como resultado de un certero tiro de honda, es bien conocida. Lo que no ha llegado a saberse con exactitud, es dónde esta acción tan impor­tante para la historia de Israel tuvo lugar.

La ciudad de Gat es mencionada repetidamente en el Antiguo Testamento. Esta fue una de las cinco ciudades filisteas (pentápolis)—siendo las otras Gaza, Ascalón, Ecrón y Asdod. Gat era llamada la ciudad real de los filisteos, y por consiguiente debe haber sido la residencia de sus reyes, lo cual fue por lo menos durante el período en que David debió huir y ocultarse de’ la ira de Saúl, puesto que la historia nos dice que entonces él y sus hombres buscaron refugio en dicha ciudad y vivieron allí, bajo la protección de uno de las reyes filisteos, por un período de 16 meses.

Aparte de haber constituido el hogar de Goliat y uno de los refugios de David, Gat debe haber sido sufi­cientemente importante para resultar una de las ciudades en las cuales fue guardada el arca del con­venio. La ciudad jugó un gran papel durante los reinados de Saúl, David y Salomón. Algo después, Roboam la fortificó, y aún más tarde, Amos nos relata algunas de las grandes calmidades que le acontecieron (Amos 6:2).

¿Dónde estaba ubicada esta importante ciudad filistea y qué le sucedió a la misma?

Por más de veinticinco años, los arqueólogos han estado buscando el sitio de la antigua ciudad de Gat en la Tierra Santa. Entre 1958-1959, los doctores R. H. Mitchell y B. Mazar efectuaron una intensa investiga­ción, llegando a la conclusión, después de una ardua tarea, que un montículo conocido con el nombre de Tel enNajila es, sin lugar a razonable duda alguna, el sitio de la famosa y antigua ciudad. Las primeras excavaciones del terreno revelaron ya una impresionante fortaleza que se calcula fue construida unos ocho siglos antes de Jesucristo. A fines del año en curso fue iniciada una serie de excavaciones de gran magnitud, que habrán de continuarse por un período de cinco años como mínimo. Las tareas del primer año consis­tirán en el dragado de largas zanjas experimentales, una vez completada la excavación de la vieja fortaleza, a fin de descubrir el grado histórico del lugar.’

Las tareas arqueológicas en las ruinas de Gat, estarán a cargo de la compañía Neher Biblical Excavation. El proyecto ha sido aprobado para recibir apoyo por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos y por el gobierno de Israel. En la faz educacional, el programa será secundado por el Seminario Teológico de Princeton.

Será en extremo interesante saber qué es lo que habrá de ser descubierto durante las excavaciones en Gat. Las mismas constituirán la primera exploración en gran escala de un terreno filisteo e indudablemente proveerán importantes informaciones acerca de la historia de Israel y bíblica, que hasta la fecha ha permanecido relativamente obscura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s