Características de la Iglesia de Cristo

El 31 de octubre de 1952, en la Conferencia de la Ciudad de Cuautla. Publicado en revista Liahona, enero, 1953.

Características de la Iglesia de Cristo

por el Élder Bruce R. McConkie

del primer concilio de los setenta

Mis queridos hermanos y hermanas, estoy agradecido por la oportunidad de estar aquí con mis hermanos lamanitas y por el privilegio de informarles del evangelio restaurado.

Los testimonios que han oído esta noche, de estos hermanos, son verdaderos. Dios ha hablado otra vez en estos días. Ha revelado otra vez las leyes y ordenanzas por obediencia por las cuales ustedes y yo nos podemos salvar en su reino. Ha vuelto a establecer por la última vez la misma Iglesia de los días antiguos.

Cuando decimos que se ha restaurado el evangelio, esto efectivamente es lo que queremos decir. Poseemos todo el poder y las verdades esenciales para la perfección, tal como existían en los días antiguos. Aunque todavía hay mucho que será revelado, actualmente tenemos suficiente luz y conocimiento de Dios para salvarnos.

Ahora muchos de los principios que pertenecen al evangelio, la salvación y la Iglesia como fue establecida en la antigüedad, se registran en la Biblia. Ese libro es un registro de los tratados que hizo Dios con muchas gentes a las cuales habló en días pasados. El nuevo Testamento cuenta de la organización y características de la Iglesia como fue establecida por Jesucristo mismo. Se puede leer allí de cómo fue la Iglesia, entonces se puede buscar en todas las iglesias del mundo hoy día y averiguar si tienen las mismas características de identificación. Esta noche tengo tiempo sólo para dar un breve resumen o bosquejo de estas características de identificación. Tendrán que dejar que los misioneros les busquen las Escrituras del Nuevo Testamento, para apoyarlas.

Hay seis encabezamientos bajo los cuales se pueden colocar todas las características de identificación de la Iglesia del Nuevo Testamento. La primera es el nombre de la Iglesia. En el Nuevo Testamento no se nombra la Iglesia directamente, sino se presenta ciertos principios y da ciertos hechos de los cuales, usando la lógica y sabiduría, tenemos que concluir que el nombre de la Iglesia es una combinación de los nombres de Cristo. Enseña que los santos toman sobre sí el nombre de Cristo, cuando entran a las aguas del bautismo; que están haciendo todas las cosas en el nombre de él; y que no hay otro nombre por el cual puedan ganar la salvación. Cristo la llama “mi Iglesia”, y Pablo habló de ella como “la Iglesia de Dios”, lo que quiere decir la Iglesia de Jesucristo, quien es Dios. Ahora, ¿dónde encontramos iglesias en el mundo que tengan alguna combinación de los nombres de Cristo como el nombre oficial de su organización?

La segunda característica de identificación de la Iglesia de Cristo es la autoridad en el ministerio. La autoridad es el Sacerdocio. El Sacerdocio es el poder y autoridad de Dios delegado al hombre en la tierra para actuar en todas las cosas para la salvación del hombre. El Nuevo Testamento habla de órdenes del Sacerdocio. Los nombra como el de Aarón y el de Melquisedec, y sigue por algún tiempo señalando los poderes y responsabilidades de estas dos órdenes del sacerdocio.

¿Dónde hay iglesias en el mundo de hoy que, teniendo su sacerdocio, profesen que es el de Aarón y el de Melquisedec?

Una tercera característica son las ordenanzas del evangelio. El Nuevo Testamento nos dice de muchas ordenanzas requeridas para la salvación. Por ejemplo, habla de la imposición de manos para el don del Espíritu Santo y enseña que se requiere esto en el caso de todos los conversos bautizados.

¿Dónde encontramos iglesias que se atrevan a hacer las ceremonias visibles de esta ordenanza?

Habla de una ordenanza del bautismo para los muertos y registra estas palabras del apóstol Pablo: “De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué pues se bautizan por los muertos?” Si esta ordenanza fue parte del evangelio en el tiempo del Nuevo Testamento, ¿cómo es que no la encontramos como parte del evangelio hoy en día? Hasta donde yo he podido averiguar, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única Iglesia que profesa tal doctrina y práctica.

El Nuevo Testamento dice que cuando haya enfermos entre nosotros, que hemos de llamar a los élderes o ancianos de la iglesia y dejar que oren sobre ellos, ungiéndolos con aceite en el nombre del Señor, y que la oración de fe salvará a los enfermos y Dios los levantará. Afuera de la Iglesia restaurada, ¿dónde encontramos esa práctica en el mundo cristiano?

Una cuarta característica de la Iglesia de Cristo encontrada en los días del Nuevo Testamento, fue la organización. El presidente Mecham nos ha dicho que la Iglesia antigua tenía apóstoles y profetas y setentas, etc. El registro está perfectamente claro sobre este punto; hasta estipula que los oficiales de la Iglesia que son requeridos o esenciales, han de quedar en la Iglesia hasta que haya al fin una unidad de la fe. Cuando hubo una vacante en el concilio original de los Doce Apóstoles, fue provista. ¿Dónde encuentra usted la misma organización que Cristo puso en la Iglesia en su día? a menos que no sea en la Iglesia restaurada.

Una quinta característica de la Iglesia es la doctrina que enseña. Hay muchas de éstas. Los antiguos tenían conocimiento de la naturaleza de Dios y la clase de Ser que él es. Sabían que hay tres miembros de la Deidad, quienes eran uno en propósito, mas distinto en personalidad, y sabían que nuestro Padre Celestial es un Ser en cuya imagen es creado el hombre.

¿Dónde tienen este conocimiento hoy día?

El Nuevo Testamento habla de tres reinos de gloria, donde irán los seres resucitados. Estas glorias son comparadas al sol, la luna y las estrellas en el firmamento. ¿Dónde se cree y dónde se enseña esta doctrina hoy día?

También cuenta de una congregación literal de Israel en los últimos días.

¿Dónde se encuentran gentes que crean en esto?

El Nuevo Testamento nos enseña que para salvarnos tienemos que hacer cinco  cosas:  tener  fe  en  Cristo,  arrepentirnos  de  nuestros  pecados, bautizarnos por un administrador legal, recibir mediante la imposición de manos, el don del Espíritu Santo y perseverar fiel hasta el fin. ¿Dónde hay gente que siga estos pasos requeridos para la salvación?

Hay muchas doctrinas más, pero tenemos que seguir. La sexta característica de la Iglesia de Cristo es que en ella se manifiestan los dones del espíritu. Esto quiere decir lenguas, profecía, revelación, visiones, fe, etc. Estas son las señales que siguen a los que creen, y las están siguiendo a los Santos de los Últimos Días, actualmente.

Ahora, si buscara usted en el Nuevo Testamento las características de identificación de la Iglesia del Nuevo Testamento, encontrará que con perfecta lógica se pueden colocar bajo uno de estos seis encabezamientos: Primero, el nombre de la Iglesia. Segundo, la autoridad que se requiere para administrar en la Iglesia. Tercero, las ordenanzas de salvación que se tienen que administrar por la Iglesia. Cuarto, la organización. Quinto, las doctrinas de salvación. Sexto, los dones del espíritu que se manifiestan en la Iglesia.

Hay muchas iglesias en el mundo; ésta tendrá una parte de la verdad, aquélla tendrá otra parte. Algunas harán parte de las ordenanzas; otras tendrán fragmentos de la organización original; algunas enseñarán porciones de la doctrina original. Pero hay solamente una Iglesia en todo el mundo que se atreve a decir que tiene las mismas características de identificación que distinguieron la Iglesia antigua de las iglesias falsas de aquel día. Tenemos la verdad, y nos ha venido por restauración.

Ustedes saben que Dios es el mismo ayer, hoy y para siempre. Saben que si él ha revelado estas cosas a los antiguos, y si no ha cambiado, que las revelará a nosotros. Esto se ha efectuado y en nuestras mentes no tiene que existir la menor duda. El Señor ha designado un sistema por el cual todos podrán saber la veracidad de estas cosas y lo sabrán sin ninguna duda. Yo soy uno que sabe estas verdades. Yo sé que el evangelio ha sido restaurado, porque Dios me lo ha revelado. El lo revelará a usted o a cualquier persona, si usted o los demás hacen las cosas que les califican para recibir esta revelación. Entonces, habiendo recibido ese conocimiento, si vive de acuerdo con la luz que ha ganado, tendrá paz y felicidad en esta vida, y al fin, en la eternidad, tendrá gloria y honra en el reino de nuestro Padre. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s