El juramento y el convenio del sacerdocio

MENSAJE DE LAS MAESTRAS VISITANTES

El juramento y el convenio del sacerdocio

Estudie este material con espíritu de oración y busque inspiración para saber lo que debe compartir. ¿En qué forma el entender el propósito de la Sociedad de Socorro preparará a las hijas de Dios para las bendiciones de la vida eterna?

Kansas City Missouri Temple

Cuanto más nosotras, las hermanas, entendamos que el juramento y el convenio del sacerdocio se aplican a nosotras personalmente, más abrazaremos las bendiciones y las promesas del sacerdocio.

El élder M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo: “Todos los que han hecho convenios sagrados con el Señor y que honran dichos convenios son dignos de recibir revelación personal, de ser bendecidos con el ministerio de ángeles, de comunicarse con Dios, de recibir la plenitud del Evangelio y, finalmente, de llegar a ser herederos junto con Jesucristo de todo lo que nuestro Padre tiene”1.

Las bendiciones y promesas del juramento y el convenio del sacerdocio se relacionan con los hombres así como con las mujeres. La hermana Sheri L. Dew, ex consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro, dijo: “… la plenitud del sacerdocio comprendida en las ordenanzas más sublimes de la casa del Señor solo las pueden recibir juntos un hombre y una mujer”2.

La hermana Linda K. Burton, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, ha emitido este llamado: “Los insto a que… memoricen el juramento y convenio del sacerdocio, que se encuentra en Doctrina y Convenios 84:33–44. Si lo hacen, les prometo que el Espíritu Santo expandirá su comprensión del sacerdocio y los inspirará y elevará de formas maravillosas”3.

Las instrucciones que José Smith dio a la Sociedad de Socorro tenían como fin preparar a las mujeres para “tomar posesión de los privilegios, las bendiciones y los dones del sacerdocio”. Eso se lograría mediante las ordenanzas del templo.

“Las ordenanzas del templo [son] ordenanzas del sacerdocio, pero estas [no] confieren oficios eclesiásticos a los hombres o a las mujeres. [Estas ordenanzas cumplen] la promesa del Señor de que Su pueblo —mujeres y hombres— serían ‘investidos con poder de lo alto’ [D. y C. 38:32]”4.

Escrituras e información adicionales

Doctrina y Convenios 84:19–40; 121:45–46;

Relief Society seal

Considere lo siguiente

¿Qué puede hacer usted para comprender más plenamente las bendiciones prometidas del juramento y el convenio del sacerdocio y acceder a ellas?

Notas

1. M. Russell Ballard, “Los hombres y las mujeres, y el poder del sacerdocio”, Liahona, septiembre de 2014, pág. 36.
2. Sheri L. Dew, en Hijas en Mi reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro, 2011, pág. 142.
3. Linda K. Burton, “El poder del sacerdocio — Al alcance de todos”, Liahona, junio de 2014, págs. 21–22.
4. Gospel Topics, “Joseph Smith’s Teachings about Priesthood, Temple, and Women”, topics.lds.org.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s