Por qué es importante graduarse de Instituto

Por qué es importante graduarse de Instituto
Por Matthew Porter Wilcox
Seminarios e Institutos

Puedes elevar tu nivel de aprendizaje del Evangelio al tomar las cuatro nuevas clases fundamentales de Instituto.

“El élder M. Russell Ballard, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dijo a los jóvenes adultos en la Conferencia General de abril de 2015: “… lo que necesitamos actualmente es la generación más grandiosa de jóvens adultos de la historia de la Iglesia.“[Los jóvenes adultos] deben inscribirse en Instituto de religión… [Las clases de] Instituto… brindarán equilibrio a su vida y serán un aporte a su formación secular al brindarles otra oportunidad de pasar tiempo estudiando las Escrituras y las enseñanzas de los profetas y apóstoles”1.

A fin de ahondar el conocimiento de los jóvenes adultos sobre el Evangelio, fortalecer su testimonio y dedicación a Jesucristo, y hallar guía para su vida, el programa de Instituto ha recalcado la necesidad de elevar el nivel de aprendizaje de todo joven adulto. Esa elevación se refleja de tres maneras considerables: al proporcionar cuatro nuevos cursos fundamentales, al dar mayor importancia a la graduación de Instituto y al invitar a todos los alumnos a desempeñar un papel más activo en su aprendizaje espiritual, completando las asignaciones de lectura y las evaluaciones de aprendizaje.

¿En qué consisten los cuatro nuevos cursos fundamentales?

Aunque se seguirán ofreciendo cursos tales como el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, el Libro de Mormón y Doctrina y Convenios, los cuatro nuevos cursos fundamentales constituirán ahora el núcleo de los cursos de Instituto. Los cursos son: (1) Jesucristo y el Evangelio sempiterno, (2) Fundamentos de la Restauración, (3) La familia eterna y (4) Enseñanzas y doctrina del Libro de Mormón. Como lo implica el nombre, esas clases enseñan la doctrina y la historia fundamentales, así como las enseñanzas elementales del Evangelio, tal como se encuentran en las Escrituras y en las palabras de los profetas vivientes.

“[Esas nuevas clases fundamentales] pueden llevar a que se efectúe un estudio más a fondo que en los cursos generales de tipo secuencial anteriores”, declaró Brent L. Top, decano de educación religiosa de la Universidad Brigham Young. Chad Webb, administrador de Seminarios e Institutos de Religión, añadió: “Las Escrituras están entretejidas, y a medida que se avanza en conjunto, hay perspectivas, entendimiento y fortaleza que se logran de un estudio de todos los libros canónicos”2.

Esta jovencita está de acuerdo: “Me pregunté cuánto podría aprender en realidad acerca de la Restauración que no supiera ya, pero comencé a entender principios y a relacionar temas que nunca había entendido ni relacionado antes. El curso incluía temas tales como el matrimonio plural, el sacerdocio para todos los varones dignos y la masacre de Mountain Meadows. Los análisis que realizamos en clase me brindaron información arraigada en la fe en vez de la duda. El curso también ligó la Restauración a los acontecimientos actuales, de modo que reconocí que en realidad soy parte de la Restauración. No solo se trata del Profeta José Smith, del presidente Brigham Young y de otros pioneros, ¡sino también de mí!”.

¿Por qué debo tener como meta graduarme de Instituto?

A continuación figuran comentarios de otros alumnos en cuanto a graduarse de Instituto:

“Fijé la meta de graduarme de Instituto, y aunque hice muchos sacrificios, se me compensó con entendimiento, conocimiento y un testimonio más firme”.

“Después de haberme graduado me sentí más fuerte y preparado para nuevas experiencias. Voy a animar a los demás a graduarse también”.

“La graduación fue un logro espiritual que me motiva a avanzar hacia mi meta de la salvación eterna”.

A medida que eleves tu nivel de aprendizaje conforme te esfuerces para lograr graduarte, aprenderás a dar prioridad al estudio del Evangelio y a elevar el nivel de tu erudición respecto a él. Verás que esas verdades se entretejen en un gran tapiz de testimonio. Después de todo, la graduación de Instituto en realidad tiene que ver con el hecho de que te vuelvas más fuerte espiritualmente.

¿Qué tengo que hacer para graduarme?

Se te pide que redobles tus esfuerzos y que hagas de la graduación de Instituto una prioridad y una parte de tu cimiento en el Evangelio. Como resultado de ello, aumentarás tu conocimiento y ahondarás tu conversión al conseguir los catorce créditos requeridos.* Para obtener dichos créditos, necesitas hacer lo siguiente:

  • Tomar cada una de las clases fundamentales de dos créditos que figuran a continuación.
    1. Jesucristo y el Evangelio sempiterno

    2. Fundamentos de la Restauración

    3. La familia eterna

    4. Enseñanzas y doctrina del Libro de Mormón

  • Obtener seis créditos adicionales al tomar otras clases que elijas.
  • Además, tendrás que recibir una aprobación eclesiástica de parte de tu obispo o presidente de rama.
  • A fin de recibir crédito para una clase, necesitas asistir por lo menos a un setenta y cinco por ciento de las clases del curso, completar las asignaciones de lectura y completar la evaluación de aprendizaje del curso.

Notas

  1. M. Russell Ballard, “La generación más grandiosa de jóvenes adultos”,Liahona, mayo de 2015, págs. 68, 69.

  2. En Marianne Holman Prescott, “Four New Classes Added to Curriculum for Church Schools”, Church News, 11 de noviembre de 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s