No temeréis

C. G. Abril 1971liahona-19722
No temeréis
Élder Alvin R. Dyer
Ayudante del Consejo de los Doce

Alvin R. DyerEn el día de Pentecostés, en la antigua Jerusalén, el apóstol Pedro le declaró al pueblo que Jesucristo, que previamente les había sido predicado, volvería de nuevo, pero que ese día sería retrasado hasta que hubiera una restitución o restauración de todas las cosas, y que este acontecimiento había sido prometido desde que el mundo fue creado. La organización de la Iglesia de Cristo, conocida como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en este día y época, es parte de esa restauración.

Actualmente reafirmamos nuestra convicción y testimonio de aquello que aconteció en la organización de la Iglesia de Cristo en esta dispensación, hace 141 años. En aquella ocasión, y a los que se encontraban reunidos, el Señor hizo referencia a lo que se había ya logrado en la restauración del evangelio por medio de su siervo José Smith. He aquí sus palabras:

“Y le dio mandamientos que lo inspiraron;

“Y le dio poder de lo alto para que por los medios desde antes preparados tradujera el Libro de Mormón,

“Que contiene la historia de un pueblo caído, y la plenitud del evangelio de Jesucristo a los gentiles, y también a los judíos;

“El cual se dio por inspiración, se confirma a otros por ministración angélica, y por ellos se declara al mundo—

“Probando al mundo que las santas escrituras son verdaderas, y que Dios inspira a los hombres y los llama a su santa obra en esta edad y generación, tanto como en las de la antigüedad;

“Demostrando así que él es el mismo Dios ayer, hoy y para siempre. Amén” (Doc. y Con. 20:7-12).

La Iglesia de Cristo ha sido restaurada en ésta, la última de todas las dispensaciones, a la cual el Señor le llama “la dispensación del cumplimiento de los tiempos” (Doc. y Con. 112: 30). Cuando esté completa, producirá un encadenamiento de todas las dispensaciones previas, con sus llaves, principios e inteligencia desde los días de Adán. Siendo la última, esta dispensación pronostica las doctrinas de las últimas cosas en la preparación para la segunda venida de Cristo el Señor, y del fin de la existencia mortal del hombre sobre la tierra.

La pregunta respecto a la proximidad de la segunda venida del Hijo del Hombre, se la hacen muchas personas en la actualidad. Al meditar en esto, frecuentemente he pensado en tres cosas. La primera se observa en estas, palabras del Señor: “Pero aquel día y hora, nadie lo sabe; no, ni los ángeles de Dios en el cielo, sino mi Padre únicamente” (José Smith 1:40).

No obstante, hay señales que indican la proximidad de este gran acontecimiento. Por ejemplo, y en segundo lugar, debemos estar conscientes del hecho de que no habrá otra; por consiguiente, todo lo que Dios ha designado para la redención y salvación del hombre sobre la tierra por medio del plan del evangelio, culminará en esta dispensación. En realidad, el Señor identifica esta época actual, particularmente, con un tiempo de preparación; he aquí la instrucción que impartió por medio de la revelación en los primeros días de la Iglesia:

“Orad al Señor, invocad su santo nombre, divulgad sus maravillosas obras entre el pueblo.

“Implorad al Señor, a fin de que se extienda su reino sobre la faz de la tierra, para que los habitantes de ella lo reciban y estén preparados para los días que han de venir, en los cuales el Hijo del Hombre descenderá del cielo, envuelto en el resplandor de su gloria, para recibir el reino de Dios establecido sobre la tierra.

“Por tanto, extiéndase el reino de Dios, para que venga el reino del cielo, a fin de que tú, oh Dios, seas glorificado en los cielos así como en la tierra, para que tus enemigos sean vencidos; porque tuya es la honra, y el poder, y la gloria, para siempre jamás. Amén” (Doc. y Con. 65:4-6).

La culminación de esta dispensación, en la secuencia del tiempo del Señor, verá la gloriosa venida del Hijo del Hombre.

La tercera condición que a menudo considero, concierne al día de los gentiles, que es ahora, donde el evangelio es llevado a las naciones gentiles de la tierra, a fin de que si son obedientes al llamamiento, puedan entrar y ser contados entre los de la casa de Israel. (Véase 1 Nefi 13, 14.)

En una revelación a José Smith, el Señor relacionó este período a la proximidad de su segunda venida. Citó:

“Y cuando viniere el tiempo de los gentiles, resplandecerá una luz entre los que se encuentran en las tinieblas, y será la plenitud de mi evangelio” (Doc. y Con. 45:28).

Pero habrá muchos entre ellos que no lo recibirán. En cuanto a éstos, la revelación continúa:

“Mas no lo reciben, porque no perciben la luz, y vuelven sus corazones en mi contra a causa de los preceptos de los hombres” (Doc. y Con. 45:29).

Pero en cuanto a la identificación del tiempo en que el evangelio es llevado a los gentiles, cito de la misma revelación:

“Y cuando la luz empezare a asomar, les será semejante a una parábola que os enseñaré: “Miráis y observáis la higuera, y la veis con vuestros ojos; y cuando empieza a retoñar, y sus hojas todavía están tiernas, decís que el verano se acerca.

“Así será en aquel día, cuando vean todas estas cosas, entonces sabrán que la hora se acerca” (Doc. y Con. 45:36-38).

Muchos de los profetas han hablado de las condiciones turbulentas y aterradoras de los últimos días de la existencia terrenal, algunas de las cuales podemos ahora observar. Las palabras del Señor respecto a estos días son bastante directas, las cuales pronunció cuando sus discípulos le preguntaron:

“. . . Dinos, ¿cuándo serán estas cosas que tú has dicho concerniente a la destrucción del templo y de los judíos; y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo? . . .” (José Smith 1:4).

Les dio respuestas específicas tocante a lo que les sucedería a los judíos y entonces volvió su atención a las condiciones de los últimos días. He aquí parte de sus palabras:

“Y ellos oirán de guerras y rumores de guerras.

“He aquí, hablo por amor de mis escogidos; porque nación se levantará contra nación, y reino contra reino; habrá hambres, pestilencias y terremotos en diversos lugares.

“Y además, por haberse multiplicado la iniquidad, el amor de muchos se resfriará; más el que no fuere vencido se salvará.

“Y además, se predicará este Evangelio del Reino en todo el mundo, por testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin o la destrucción de los inicuos” (José Smith 1:28-31).

Como vía de seguridad y esperanza, para fortalecer los corazones de los santos, el Señor ha dado este consejo por revelación, con el cual concluyo mis palabras:

“. . . Sed uno; y si no sois uno, no sois míos.

“Y además, os digo que el enemigo en sus secretas cámaras quiere quitaros la vida.

“Oís de guerras en países lejanos, y decís que pronto habrá grandes guerras en países lejanos, mas no conocéis los corazones de los hombres en vuestro propio país.

“Os digo estas cosas a causa de vuestras oraciones; por lo tanto, atesorad sabiduría en vuestros pechos, no sea que la maldad de los hombres os revele estas cosas por medio de su iniquidad, de tal manera que retumbará en vuestros oídos con una voz más fuerte que la que sacudirá la tierra; más si estáis preparados, no temeréis” (Doc. y Con. 38:27-30).

No temeréis, porque como el Señor dijo en otra ocasión, el recogimiento y la fidelidad de los santos es para refugio contra las aterradoras condiciones que debemos afrontar. El Señor nos ha dado la norma en todas las cosas, a fin de que no seamos dañados, porque Satanás anda por la tierra engañando a las naciones. (Véase Doc. y Con. 52:14.)

Yo sé, mis hermanos, que Dios vive; sé que Jesús es el Cristo; sé que el mensaje de la restauración es verdadero, y si somos fieles, no tenemos que temer a lo que ha de venir. Esto lo digo en el nombre de Jesucristo. Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s