La salvación

La salvación

Por Presidente Brigham Young

Discurso pronunciado en el Tabernáculo, Great Salt Lake City, 16 de enero de 1853.


El plan de salvación, o en otras palabras, la redención de los seres caídos, es un tema que debe ocupar la atención de toda la inteligencia que pertenece a los seres caídos. No me gusta el término “seres caídos”, pero diré que la inteligencia sometida, que es el término que más me conviene, está sometida a la ley, al orden, al gobierno y a las reglas. Todas las inteligencias están profundamente comprometidas en este gran objeto; sin embargo, al no tener una comprensión correcta del verdadero principio del mismo, deambulan de un lado a otro, unas a la derecha y otras a la izquierda. No hay una persona en este mundo que esté dotada de una parte común de intelecto, sino que está trabajando con todo su poder para la salvación. Los hombres varían en sus esfuerzos por obtener ese objeto, pero sus conclusiones individuales son que finalmente lo conseguirán. El mercader, por ejemplo, busca con diligencia infatigable, de noche y de día, enfrentando las desgracias con una resistencia decidida y perseverante, soportando pérdidas por mar y por tierra, con una paciencia inquebrantable, para amasar una cantidad suficiente de riqueza que le permita establecerse con calma en medio de la abundancia en alguna ciudad opulenta, caminar en las clases más altas de la sociedad, y tal vez recibir un título mundano, o un honor mundano, y disfrutar una libertad de toda la ansiedad de los negocios, y la limitación de la pobreza, durante el resto de su vida. Entonces supone que ha obtenido la salvación. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La línea de fuego

La línea de fuego

Obispo LeGrand Richards
Obispo Presidente de la Iglesia
Discurso dado en la Conferencia General de Octubre de 1944


Hermanos, en su presencia, y con la mayor humildad y sinceridad, deseo expresar a mi Padre Celestial mi profunda gratitud por ser miembro de esta gran Iglesia, y por su comunión y la comunión de los Santos, y las bendiciones que soy privilegiado para disfrutar como miembro de su Iglesia.

Llamamos a un diácono para hablar en una de nuestras conferencias de estaca recientemente, de manera extemporánea, y expresó su gratitud al Señor por sus bendiciones, y entre ellos dijo: “Agradezco al Señor por el privilegio de ser criado en un hogar mormón. “He pensado en eso muchas veces desde entonces, y pienso en todas mis bendiciones. Podría estar muy agradecido por el privilegio de haber sido criado en un hogar mormón. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

José Smith, Profeta de Dios, y el Poder Profético de José Smith, Hijo

José Smith, Profeta de Dios,
y el Poder Profético de José Smith, Hijo

Por John A. Widtsoe
Discurso dado el 26 de junio de 1945


Como emplea ordinariamente, evitando refinamientos de definición, un profeta de Dios desempeña una o más de tres funciones. Antes de todo, él es maestro del evangelio de Jesucristo. Mediante a la gente en la senda de la verdad. Segundo, un profeta es vidente, y revelador de nuevas verdades. Esta es una función importante en un mundo que constantemente cambia y aumenta. Tercero, un profeta a veces puede predicar acontecimientos futuros. Este don no es necesariamente la función más importante del profeta, pero es evidencia de sus poderes proféticos.

A un grado asombroso José Smith cumplió con estos tres requisitos. Como maestro, revelador y pronosticador, él se halla entre el delantero de la sociedad de profetas históricos.

Era maestro sobresaliente. Tuvo una manera franca y a la vez simpática. Sus seguidores se juntaban ansiosamente para escuchar sus discursos inspirados. Su mente examinó los horizontes de eternidad mientras explicaba el evangelio de Jesucristo. Forasteros se ganaron por su simple oratoria y se quedaban pensando si era cierto que trataba con verdad eterna. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Nuestras Preciosas Bendiciones Especiales

Nuestras Preciosas Bendiciones Especiales

Por el presidente J. Reuben Clark. Jr.
de la primera presidencia.
Discurso dado en la Conferencia General en Octubre de 1954


Mis hermanos y hermanas, y amigos: Estoy agradecido a nuestro Padre Celestial que nos ha permitido reunimos una vez más, y específicamente tengo el privilegio de estar con ustedes. Sinceramente ruego la fuerza de fe y sus oraciones de ustedes para que lo que les diga sea de provecho para nosotros, y nos ayude a tener fuerza, valor, y determinación de llevar a cabo la obra del Señor.

Hace mucho, oí de un aserto de un banquero no-miembro que dijo que los mormones tienen seis sentidos: los cinco que tienen los hombres ordinarios y un sexto que les deja creer el mormonismo.

Estoy agradecido por este sexto sentido que no puedo expresarlo. Desde el principio han existido grandes grupos de la humanidad que no podían creer en el Evangelio. Se incluye aun parte de la propia familia de Adán. Su hijo ofreció un holocausto impropio, entonces mató a su hermano. Se quitó de’ él el derecho de hacer sacrificio. Él fue rechazado; perdió el sacerdocio y éste nunca ha sido restaurado a sus descendientes. Pero aquella simiente empezó a crecer y prosperar en la tierra, y desde aquel entonces, una parte grande del género humano ha sido pagano. El Evangelio que nosotros conocemos fue predicado desde el principio, pero los hombres no lo aceptaban. El diluvio vino y destruyó a todos los habitantes menos ocho, y después del diluvio la maldad empezó de nuevo entre los hombres, y otra vez la mayoría no quisieron seguir al Señor. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Viendo más Allá de la Sombra

Viendo más Allá de la Sombra

Élder Clifford E. Young
Asistente del Consejo de los Doce Apóstoles.
Discurso dado en la Conferencia General, el 4 de abril de 1952


Al despertarme esta mañana y contemplar este hermoso valle, y dándome cuenta, como ustedes lo habrán hecho, del duro invierno que hemos tenido, abrí mi Biblia y leí el Salmo 19.

Los cielos cuentan la gloria de Dios,y el firmamento proclama la obra de sus manos.
Día a día emite palabra a otro día,y noche a noche declara sabiduría.
No hay lenguaje ni palabras,ni es oída su voz.
Por toda la tierra salió su voz,y hasta el extremo del mundo sus palabras.En ellos puso tabernáculo para el sol;
y este, como esposo que sale de su alcoba,se regocija cual hombre fuerte al correr su carrera.
De un extremo de los cielos es su salida,y su curso hasta el término de ellos.Nada hay que se esconda de su calor.
La ley de Jehová es perfecta: convierte el alma;el testimonio de Jehová es fiel: hace sabio al sencillo.
Los preceptos de Jehová son rectos: alegran el corazón.El mandamiento de Jehová es puro: alumbra los ojos.
El temor de Jehová es limpio: permanece para siempre;los decretos de Jehová son verdaderos: todos justos.
Deseables son más que el oro,sí, más que mucho oro refinado;y dulces más que la miel,y que el destilar del panal.
Tu siervo es, además, amonestado por ellos;en guardarlos hay gran galardón.
¿Quién puede discernir sus propios errores?Líbrame de los que me son ocultos.
Guarda, asimismo, a tu siervo de los pecados de soberbia,que no se enseñoreen de mí.Entonces seré íntegro y estaré libre de grantransgresión.
Sean las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón gratas delante de ti,oh Jehová, roca mía y redentor mío”. (Salmos 19:1-14) Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

No es en vano el Servir a Dios

No es en vano el Servir a Dios

Por el Élder Spencer W. Kimball
Del Consejo de los Doce
Discurso dado en la Conferencia General el 4 de abril de 1952


Oro que el Espíritu del Señor acompañe mis palabras. Mis hermanos, mi corazón se extiende a ustedes que procuran vivir los mandamientos del Señor. La fuerza de las montañas está con ustedes.

Es un gran gozo para mí de estrecharles a todos la mano, mirar las caras sonrientes, y sentir su espíritu, y mi corazón reboza de gratitud.

Esta mañana, oímos que diecisiete mil personas recientemente convertidas están gozando de las bendiciones del evangelio de Jesucristo, están andando en la dirección correcta, y están en el camino hacia la vida eterna y la exaltación. Diez mil misioneros de países lejanos y de las estacas han sido instrumentos para traerles el mensaje.

A todos los millones de personas buenas y honorables que viven entre nosotros, extendemos la invitación que investiguen el evangelio de Jesucristo, porque es el poder de Dios para la salvación y exaltación. Es la perla más preciosa. Es el programa más glorioso, más extensivo, más maravilloso que hay en el mundo entero. No es concebido de hombres sino de Dios, nuestro Eterno Padre. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

El Obedecer es Mejor que el Sacrificio

El Obedecer es Mejor que el Sacrificio

Élder S. Dilworth Young
Del primer consejo de los setenta
Discurso dado el 4 de abril de 1952, en la conferencis General de la Iglesia.


Hace muchos años fui al barrio de Richards, de esta ciudad, Salt Lake City, para oír al presidente Charles W. Penrose dar un discurso. No tengo ni la menor idea de lo que él iba a hablar, pero vi delante de nosotros el tema que trató. Alguien había puesto sobre el pulpito, para el beneficio de los niños, quienes lo necesitaban, un letrero que decía: “Orden es la primera ley de los Cielos”.

Supongo que el hermano Penrose se quedó muy impaciente para que los preliminares del culto se terminaran, porque inmediatamente después se paró atrás del pulpito y ocupó todo su tiempo en explicar por qué el orden no es, y por qué la obediencia es la primera ley de los Cielos. No puedo recordar qué dijo, aunque puedo recordar que esta era la primera vez en mi vida que había oído explicar cabalmente este principio.

Reconozco el hecho de que la Iglesia es una Iglesia de principios revelados. Del Señor vinieron las revelaciones que establecen los principios. Quisiera testificar que tiene que ver un intérprete por la Iglesia para interpretar los principios. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

“No puedes vivir tu propia vida”

“No puedes vivir tu propia vida”

Por Edgar A. Guest

(Translation of the book “You Can’t Live Your Own Life” by Edgar A. Guest, copyright 1928, used with permission of the Reilly & Lee Co., Chicago, U.S.A.) (El autor es un famoso periodista y poeta nacido en Birmingham, Inglaterra en 1881. Fue educado en las escuelas públicas de Detroit, Michigan, donde comenzó como reportero).


No me importa lo que piensa la gente,” dijo un joven amigo mío, nervioso y genial, hace pocos días. “Tengo mi propia vida que vivir.”

¡Muchacho tonto! No se daba cuenta de que hablaba necedades. No podemos vivir nuestras propias vidas en el sentido egoísta que él pensaba, por la sencilla razón que no son nuestras para vivir. Mi vida pertenece a mi esposa, a Bud y Janet, a mis amigos. La tuya pertenece a otro grupo de personas.

Nuestro acto más pequeño afecta a los que nos quieren y que creen en nosotros. No hay vida sobre la tierra tan humilde, ni aparentemente tan insignificante, que no toque alguna otra vida. En verdad, hay pocos individuos que no son para alguien las personas más importantes del mundo.

Hace años, cuando yo era reportero policíaco del “Free Press” de Detroit, fui atraído una mañana temprano por una muchedumbre que se juntaba cerca de una caja esquinera de alarma de policía. Crucé la calle para ver lo que pasaba. Encontré a un joven muy embriagado y beligerante en custodia de un policía.

“Sólo un borracho cualquiera”, dijo uno de los mirones mientras yo codeaba paso por la caterva.

El muchacho luchaba contra el arresto. Su ropa estaba rota y su cara rasguñada y sucia. De repente cesó la beligerancia y empezó a llorar. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Una Voz que llama

Una Voz que llama

Albert R. Lyman
Liahona Septiembre de 1952


Una voz clara llama, llama desde el mero polvo de América a los hijos de los antiguos habitantes. Ella llama a los hijos de las tribus nativas quienes siguieron las veredas viejas, cazaron en las florestas, y quienes vivieron en libertad en las montañas y vegas antes de la venida del hombre blanco.

¿Quiénes son estas tribus? Se llaman indios, pero fue un error que recibiera tal nombre. Mucho antes que fuesen llamados indios se llamaban laminitas. Su pueblo numeroso ocupaba la América de Norte a Sur y del Este al Oeste. Cuando se dividieron en muchas tribus con nombres separados, se les olvidó el nombre general por el cual habían sido conocidos.

La historia de esta nación lemanita es el registro más importante que ha sido traducido al español, desde que se tradujo la Biblia. Da fuerte testimonio de la Biblia, y fue predicho por profetas de la Biblia, quienes dijeron que vendría, con la Biblia, uno en las manos del Señor para llevar a cabo sus propósitos. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Casamiento en el Templo

Casamiento en el Templo

Por el presidente David O. McKay
Liahona Septiembre de 1952
 (Discurso pronunciado en Los Angeles, Calif., ante los estudiantes del seminario de la Área del Sur de California.)


Compañeros profesores, compañeros estudiantes, hermanos y hermanas:

Es una fuente de gozo e inspiración el conocer gente joven. Siempre me siento muy feliz cuando estoy en su presencia. Esta noche me he sentido especialmente inspirado, primero por el propósito de esta reunión y, segundo, por los discursos pronunciados por los que me antecedieron y por el trío al cual acabamos de escuchar.

He estado pensando en las distancias que han tenido ustedes, jóvenes, que viajar esta noche para participar en esta conferencia.

Esta es una reunión que se había pospuesto a causa de un exceso de “luz solar líquida” de California. Espero que no muchos de ustedes hayan encontrado serios inconvenientes o se hayan desanimado después de haber guiado el automóvil hasta aquí, o remado, si encontraron botes, por las calles inundadas hace dos semanas. Me informaron que algunos de ustedes vinieron sólo para encontrar que la reunión había sido pospuesta. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario