Cara a Cara para los Jóvenes Adultos

Cara a Cara para los Jóvenes Adultos Solteros

Con La participación del élder M. Russell Ballard y el élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Recordarle siempre

Recordarle siempre

Cada domingo, se nos da la oportunidad de recordar y renovar nuestros convenios bautismales al participar de la Santa Cena.

La Santa Cena consiste en participar de pan y agua. El pan partido nos recuerda el sufrimiento y la muerte físicos que Cristo venció por nosotros, y los vasitos de agua nos recuerdan el sufrimiento espiritual que hizo que sangrara por cada poro para la remisión de nuestros pecados. La Santa Cena es un poderoso recordatorio del precio que el Salvador pagó al expiar por nosotros.

“No hay duda de que esa es la razón por la que recibimos esa ordenanza particular, con todos sus simbolismos, más regularmente y con más frecuencia que ninguna otra en la vida”, dijo el élder Holland. “Se presenta en lo que se conoce como la más sagrada, la más santa de todas las reuniones de la Iglesia”.

Lee el discurso completo: “Haced esto en memoria de mi”

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Thomas Edison El mago de la luz

Thomas Edison El mago de la luz

Esta película narra parte de la vida del creador de la luz y las bombillas: Thomas Alva Edison. Durante la emisión se conoce el porqué y el cómo logra sus inventos como: el zoopraxiscopio y el fonógrafo. La historia cuenta la vida de Jack, un niño que escapa de un orfanato sin rumbo fijo y es el robo de un periódico el que lo lleva al taller del inventor Edison, quien lo acoge como trabajador y aprendiz. Con el transcurso de los días, Jack le da inspiración para innovar y así formar parte de sus creaciones como la cámara de cine y el vitascopio. Al pasar el tiempo, sus caminos se separan y Jack decide hacer su propia empresa de películas de cine, al utilizar uno de los inventos de Edison.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Un eslabón conexivo

Devocional mundial para jóvenes adultos • 10 de septiembre de 2017 • Centro de la Estaca Apex, Carolina del Norte

Un eslabón conexivo

Élder David A. Bednar
Del Cuórum de los Doce Apóstoles
Una velada con el élder David A. Bednar

La cadena de las generaciones

Mi mensaje se origina en una experiencia que Susan y yo tuvimos en septiembre de 1999. El presidente Gordon B. Hinckley fue al Colegio Ricks, actualmente BYU–Idaho, para dedicar el recién terminado edificio Spencer W. Kimball. Susan y yo tuvimos el honor de ser los anfitriones del presidente y de la hermana Hinckley durante un día muy espiritual e inolvidable.

Mientras estuvo allí, el presidente Hinckley se dirigió en un devocional al alumnado, al personal y al profesorado. Yo me encontraba sentado en el estrado, a pocos metros del Presidente de la Iglesia restaurada del Señor cuando este pronunció su mensaje. Incluso hoy en día, en este mismo momento al ver sus rostros y dirigirme a ustedes, tengo un vívido recuerdo del presidente Hinckley ante este púlpito en el Auditorio Hart. Recuerdo los principios que enseñó, su tono de voz y expresiones faciales, y las cosas que aprendí por el poder del Espíritu Santo mientras lo escuchaba.

Los invito a participar ahora en una porción de aquel devocional.

“El sábado y el domingo pasados estábamos en Columbus, Ohio, dedicando un templo nuevo y hermoso. El templo y la capilla adyacentes estuvieron llenos durante las seis sesiones. El Espíritu del Señor estuvo presente y fue una ocasión grandiosa y significativa dedicar el segundo templo en la historia de la Iglesia en el gran estado de Ohio.

“Me acompañaron mi esposa y mi hija, quien estaba allí para ayudar a su madre. Para nuestro deleite, una nieta y dos de sus hijos, nuestros bisnietos, llegaron de St. Louis, donde residen…

“Cuando el otro día me encontraba en el templo en Columbus, Ohio, mirando a mis bisnietos, me pasó algo muy peculiar. De repente me di cuenta que me encontraba en medio, con tres generaciones con las que estoy familiarizado detrás de mí y tres generaciones por delante. Mi corazón literalmente se volvió a mis padres, y también se volvió a mi posteridad. Me imaginé una cadena de generaciones, la que se remonta a un lejano pasado del que sabemos muy poco. Ahora me sobrepasan tres generaciones. Imaginé esa cadena en mi mente, hasta la fecha intacta, brillante y fuerte…

“Después pensé, al estar sentado en el templo, que yo soy un eslabón que une a todas las generaciones del pasado y todas las generaciones del futuro. Todo lo que poseo de mente y cuerpo, de tejido y extremidad, de articulación y de cerebro, lo he recibido como herencia de los que me precedieron. Y todo lo de mi posteridad ha pasado a ellos a través de mí. No puedo darme el lujo de romper esa cadena. Mi posteridad no se puede dar el lujo de romper esa cadena…

“Ojalá tuviera la elocuencia de palabra para transmitirles a ustedes, los jóvenes aquí presentes, el sentimiento que tuve en el templo, el enorme deseo de que ni yo ni mi posteridad rompiésemos jamás la cadena de las generaciones de nuestra familia.

“A ustedes les digo, con toda la energía de que soy capaz, no se conviertan en un eslabón débil en la cadena de sus generaciones. Ustedes vienen a este mundo con un maravilloso legado; descienden de hombres y mujeres grandes, de hombres de arrojo y valor, de mujeres de logro y de fe extraordinaria. Nunca los defrauden. Nunca hagan nada que debilite la cadena de la cual forman una parte fundamental”1.

Las imágenes de una cadena de generaciones me quedaron claras en la mente. La advertencia de no convertirme en un eslabón débil en la cadena de generaciones me impactó el corazón, y la exhortación de nunca hacer nada que debilitara la cadena de las generaciones penetró mi alma. Para Susan y para mí, las lecciones simples y potentes que aprendimos aquella tarde de septiembre han influido para bien nuestro matrimonio, nuestra familia y todos los aspectos de nuestra vida.

Siendo una jovencita que crecía en su ciudad natal de Afton, Susan conocía y admiraba a una familia de su barrio que es un ejemplo maravilloso de la cadena de generaciones.

[Palabras de la hermana Susan K. Bednar]

En el barrio donde crecí había una familia increíble que tenía catorce hijos. La madre y el padre, Bessie y Evan Call, se habían casado en el templo y eran leales y fieles a sus convenios. Enseñaron a sus hijos la doctrina del Evangelio restaurado y fueron bendecidos para criar una familia recta.

Hace varios años, conocí a una hermosa jovencita en una reunión sacramental a la que asistía. Cuando se presentó, mencionó que yo conocía a su madre. Su madre era hija del hermano y de la hermana Call, y una preciada amiga de mi juventud. Esa joven a la que conocí en la reunión sacramental era nieta de los Call. Después de preguntar, me enteré que era la nieta número 44 de 96 nietos, y que su nuevo bebé era el bisnieto número 230 de Bessie y Evan Call. Esas cifras me dejaron pasmada; ¡qué posteridad tan enorme!

He pensado muchas veces desde entonces: ¿Qué habría pasado si los hermanos Call no se hubieran casado en el templo o guardado sus convenios? ¿Qué habría pasado si no hubieran permanecido fieles a la “tremenda fe” de las generaciones anteriores? ¿Qué habría pasado si no hubiesen enseñado el Evangelio a sus hijos por medio del ejemplo y del precepto? ¿Qué habría pasado si hubiesen sido un eslabón débil en la cadena de sus generaciones? ¿Cuántas personas se habrían visto afectadas? La respuesta es clara. Las decisiones que ese matrimonio tomó ya han influido en más de 300 miembros de la familia, y el número sigue creciendo a medida que llegan a esa familia más bisnietos y tataranietos.

Comparen eso a una experiencia diferente que tuve con una querida amiga que no era miembro de la Iglesia a quien había conocido durante mucho tiempo. Imaginen mi sorpresa cuando un día me mencionó casualmente que tenía una abuela mormona. Me sorprendí, ya que ella no sabía nada con respecto a la doctrina y los principios del Evangelio y nunca se había interesado en conocerlos. Aunque no sé la respuesta, a menudo me he preguntado: “¿Dónde ocurrió la ruptura en la cadena de sus generaciones?”. La conclusión cierta es que mi amiga nunca había disfrutado de las bendiciones del evangelio de Jesucristo en su vida por las decisiones que tomaron quienes la precedieron. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Arrepentimiento y caridad

Devocional mundial para jóvenes adultos • 7 de mayo de 2017 • Tabernáculo de Salt Lake

Arrepentimiento y caridad

Sue L. Clark
Una velada con el élder Kim B. Clark

El élder Clark y yo estamos contentos de estar con ustedes en este devocional mundial.

Deseo compartir con ustedes algunas pensamientos muy queridos para mí y espero que también sean significativos para ustedes.

Primero, quiero expresar mi amor. He llegado a tener un sentimiento especial por los jóvenes adultos de la Iglesia. Ustedes están en la etapa de su vida en la que están tomando decisiones críticas: seguir sus estudios, buscar empleo, servir en misiones, salir en citas, casarse e iniciar una familia. He sentido y sido testigo del gran poder que tienen para bien cuando hacen y guardan convenios sagrados y procuran la voluntad del Señor al tomar esas decisiones. ¡Ustedes son extraordinarios! El Señor los ama; yo lo sé.

También quiero compartir mi testimonio y algunas palabras de ánimo. Quiero que sepan que sé que Dios es nuestro Padre Celestial viviente. Sé que Él nos dio el Plan de Salvación y ese maravilloso don de Su Hijo Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Sé que el profeta José Smith es el profeta de la dispensación del cumplimiento de los tiempos. Sé que Cristo vendrá otra vez y que debemos estar preparados para esa ocasión.

¿Cómo nos preparamos para un evento tan monumental? ¡Puede ser abrumador! ¡Hay tanto por hacer! Me gustaría brindar ánimo y esperanza con dos principios que nos ayudarán a prepararnos: arrepentimiento y caridad.

El presidente Monson nos enseñó en la conferencia general del pasado octubre: “Una parte fundamental del plan es nuestro Salvador Jesucristo. Sin Su sacrificio expiatorio, todo estaría perdido. Sin embargo, no es suficiente simplemente creer en Él y en Su misión; es necesario que nos esforcemos y aprendamos, que escudriñemos y oremos, que nos arrepintamos y mejoremos”1.

Debemos arrepentirnos, ¡y qué bendición es eso! Mediante la expiación y el poder de Jesucristo, podemos superar toda debilidad, dolor, pesar y pecado. He aprendido que, aunque a menudo el arrepentimiento se refiere a dejar de hacer algo, también podría referirse a algo que debemos comenzar a hacer que no hemos estado haciendo.

Una de las cosas más importantes que tenemos que comenzar a hacer como parte del arrepentimiento es servir a otras personas. Es al servir a los demás, trabajar lado a lado con el Señor y sentir Su amor puro, que llegamos a conocer realmente al Salvador. Vi el poder del amor que proviene de servir a los demás en una reunión sacramental hace apenas un mes.

Entré a la capilla con una amiga mía que se detuvo a saludar a una de las niñas de su clase de la Primaria. Durante la reunión, se sostuvo a mi amiga como la nueva presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca. La pequeña niña que ella había saludado al ingresar a la capilla, se dio vuelta y miró a mi amiga, su maestra. Esa dulce niña sabía que relevarían a su maestra, ¡y comenzó a llorar! Se deslizó hasta el final del banco y apoyó la cabeza en el hombro de su madre. Miré a mi amiga, la nueva presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca, ¡y también la vi comenzar a llorar! Ese testimonio de amor fue muy poderoso para mí; sentí que también se me llenaban los ojos de lágrimas. Fui testigo del don del amor puro de Cristo que proviene del Salvador a Sus verdaderos seguidores al servir en Su reino.

En Moroni, capítulo 7, Mormón nos enseña:

“Por tanto, amados hermanos míos, si no tenéis caridad, no sois nada, porque la caridad nunca deja de ser. Allegaos, pues, a la caridad, que es mayor que todo, porque todas las cosas han de perecer;

“pero la caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre”2.

Mis queridos hermanos y hermanas, ruego que cada uno de nosotros actúe con fe en Jesucristo para volvernos hacia Él, arrepentirnos de nuestros pecados y servirle con todo nuestro corazón. Sé que si lo hacemos, realmente llegaremos a ser Sus verdaderos seguidores; y, si “[pedimos] al Padre con toda la energía de [nuestros] corazones, que [seamos] llenos de [Su] amor”3, sé que tendremos más fe, más esperanza y sentiremos más amor, incluso el amor puro de Cristo. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Notas

  1. Thomas S. Monson, “El camino perfecto a la felicidad”, Liahona, noviembre de 2016, págs. 80–81.
  2. Moroni 7:46–47.
  3. Moroni 7:48.
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

El amor y el matrimonio

Devocional mundial para jóvenes adultos • 8 de enero de 2017 • Universidad Brigham Young

El amor y el matrimonio

Wendy Watson Nelson
Una velada con el presidente Russell M. Nelson

Gracias, coro, por ese conmovedor número musical.

Mis queridos hermanos y hermanas, ¡los amamos y estamos contentos de estar con ustedes! Realmente son la esperanza de Israel, y es por eso que, al expresar algunas ideas, ruego que el Espíritu Santo transmita el mensaje exacto que ustedes necesiten escuchar.

Antes de casarme, fui profesora de terapia matrimonial y familiar durante más de veinticinco años; los últimos trece aquí, en la Universidad Brigham Young. Aconsejé a miles de matrimonios y oí una historia trágica tras otra sobre familias divididas y relaciones arruinadas. Vi de primera mano lo que funciona en el matrimonio y lo que no. Aprendí lo que puede sanar aun a los matrimonios destrozados y lo que puede destruir a otros casi de la noche a la mañana. Así que, hoy, permítanme hablarles sobre lo que seguramente es uno de sus temas preferidos: El amor y el matrimonio.

Quisiera compartir cuatro verdades que creo que no solo les evitarán pesares innecesarios, sino que también los ayudarán a ser —y a escoger— un cónyuge recto, y luego establecer un matrimonio feliz y una familia productiva1.

Esta noche espero que me vean como su “tía Wendy” al hablarles desde el corazón, tal como lo haría —y lo he hecho— con mis sobrinas y sobrino. De modo que, estas son las cuatro verdades de la tía Wendy sobre el amor y el matrimonio2:

Verdad nro. 1: Las verdades sobre el amor y el matrimonio las recibirán de nuestro Padre Celestial. Él decretó que el matrimonio fuese un componente irreemplazable de Su plan de felicidad3. El Espíritu es el mensajero de estas verdades. Los insto a procurar comprenderlas.

Por el contrario, Satanás y sus siervos son quienes originan y perpetúan las mentiras sobre el amor y el matrimonio. El adversario se regocija cada vez que persuade a una víctima a aceptar algo que profana o denigra el amor y el matrimonio. No obstante, la verdad es la verdad, las mentiras son mentiras; y ninguna cantidad de publicidad, campañas ni promociones astutas cambiará eso.

Verdad nro. 2: La pureza personal es la clave del verdadero amor. Cuanto más puros sean sus pensamientos y sentimientos, sus palabras y acciones, tanto mayor será su capacidad de dar y recibir amor verdadero.

Créanme si les digo que cada vez que derraman su corazón al Padre Celestial en oración y luego escuchan, cada vez que estudian las Escrituras buscando respuestas a las preguntas de su corazón, cada vez que evitan cualquier cosa que herirá a su espíritu (como la pornografía), cada vez que adoran en el templo, cada vez que hallan los datos necesarios para las ordenanzas de algún antepasado, ustedes escogen aumentar su pureza personal.

Su futuro cónyuge les agradecerá, pues en ese preciso momento se estarán preparando para la verdadera intimidad conyugal. Así que, si son solteros y se preguntan cuál es la mejor forma de prepararse para el amor verdadero, la respuesta es: hagan lo que sea necesario para mantener sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones puros. Inviten al Espíritu a guiarlos; ¡Él los ayudará!; y si están casados, ¡mi consejo es exactamente el mismo! Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Liahona , Noviembre 2017

Liahona, Noviembre 2017

logo pdf

     

    

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario