Si me amáis / Guardad mis mandamientos

Si me amáis

Por la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes

 

El lema anual de 2019 para los jóvenes también es un llamado a actuar; una invitación personal de nuestro Salvador. ¿Estás totalmente comprometido? ¿Lo amas? ¿Estás dispuesto a seguir Sus pasos?

Nuestro Salvador Jesucristo hizo algo por nosotros que de ninguna manera podíamos hacer por nosotros mismos. ¿Qué nos pide a cambio? Nos pide que guardemos Sus mandamientos a fin de que seamos bendecidos al tener siempre Su Espíritu con nosotros (véase Moroni 4:3).

Los mandamientos son una dádiva de amor. El Salvador dijo de manera sencilla: “Si me amáis, guardad mis mandamientos”, pero, ¿por qué? ¡Porque te ama! Él desea que  seas feliz. Él desea que tu vida esté llena de gozo y de posibilidades innumerables. Él desea que  estés seguro y protegido de los males del mundo. Él desea derramar bendiciones sobre tique son tan grandiosas “… que no haya donde contenerla[s]” (3 Nefi 24:10). Él desea que  regreses y vivas con Él nuevamente y seas partícipe de todas las bendiciones prometidas del Padre Celestial.

Recuerda siempre cuánto ama el Padre Celestial a Sus hijos. Él tiene un amor perfecto por ti. Puedes demostrar tu amor por Él al guardar Sus mandamientos. Tus acciones justas traerán enormes bendiciones para ti y para quienes te rodean.

Como nuestro profeta, el presidente Russell M. Nelson dijo: “Los necesitamos con nosotros en este batallón de jóvenes del Señor. ¡No será lo mismo sin ustedes! Él los invitó a [que] “se destaquen [y] sean diferentes del mundo” al vivir las normas de Para la Fortaleza de la Juventud y al guardar los mandamientos —a fin de “que luzcan, que hablen, que actúen y se vistan como un verdadero discípulo de Jesucristo” (“Juventud de Israel” [Devocional mundial para los jóvenes, 3 de junio de 2018], pág. 9, HopeOfIsrael.lds.org).

A medida que te esfuerces por obedecer al Señor y a Sus profetas, el poder del Espíritu Santo te llenará con el amor de Dios y te testificará de tu identidad divina como hijo o hija de Dios. Esas bendiciones incrementan conforme te esfuerzas por vivir rectamente. El Señor y el profeta confían en ti. Te amamos. Te prometemos que la seguridad, la confianza en uno mismo y el consuelo vienen cuando obedeces y guardas los mandamientos.


Guardad mis mandamientos

Por la Presidencia General de los Hombres Jóvenes

¿Alguna vez has pensado: “¿Cómo puedo mostrarle al Padre Celestial que en realidad deseo que conteste mis oraciones y me bendiga?”. El Salvador Jesucristo nos dio una clave cuando dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15).

En otras palabras, mostramos nuestro amor al Padre Celestial al guardar Sus mandamientos.

En ocasiones, las respuestas no vienen cuando o como las esperamos, y podemos estar tentados a rendirnos o a dejar de ser obedientes. Sin embargo, si somos pacientes y escuchamos, el Señor responderá en Su propio tiempo y manera. Él siempre responde las oraciones justas. Siempre bendice a los obedientes (véase Mosíah 2:21–24).

El mundo enseña que el amor no lleva consigo responsabilidades, pero la verdad es lo opuesto. Nuestro amor por Dios se demuestra con nuestra disposición y diligencia para guardar Sus mandamientos.

El Salvador enseñó: “… la verdad os hará libres” (Juan 8:32). El profeta Alma además declaró: “… la maldad nunca fue felicidad” (Alma 41:10). Y mediante el profeta José Smith, el Señor enseñó: “Hay una ley, irrevocablemente decretada en el cielo antes de la fundación de este mundo, sobre la cual todas las bendiciones se basan; y cuando recibimos una bendición de Dios, es porque se obedece aquella ley sobre la cual se basa” (D. y C. 130:20–21).

La felicidad, las bendiciones y la guía vienen mediante la obediencia. El Padre Celestial desea que seas feliz y libre porque te ama, y esa es la razón por la que da mandamientos. A fin de hallar la paz que no se encuentra en este mundo, debemos aprender que someter nuestra voluntad a la del Padre Celestial es el único camino hacia la felicidad.

El Padre Celestial quiere que encuentres la felicidad eterna. Sus profetas desean que encuentres gozo inmenso. Queremos que encuentres la paz que hemos hallado al seguir al Salvador; que camines por Su senda (véase “Señor, yo te seguiré”, Himnos, nro. 138). Decide ser obediente. Tu disposición a obedecer conducirá a la libertad y a la felicidad verdadera.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Esparce tus migajas

Devocional de Navidad de 2017 de la Primera Presidencia

Esparce tus migajas

Por el presidente Dieter F. Uchtdorf
Segundo Consejero de la Primera Presidencia

Mis queridos hermanos y hermanas, queridos amigos, les traigo los saludos y la bendición de nuestro amado profeta, el presidente Thomas S. Monson. Él agradece sus oraciones y amor en esta época de Navidad y siempre.

Siempre me ha encantado esta época del año. Este devocional de Navidad de la Primera Presidencia se ha convertido en una preciada tradición para muchos, incluida mi propia familia. Esperamos dar comienzo a la temporada de Navidad con la música sublime de la Orquesta de la Manzana del Templo y del siempre incomparable Coro del Tabernáculo Mormón. Los mensajes y la música sirven para dar el tono a la época navideña y nos recuerdan el profundo significado de qué es lo que celebramos y por qué.

Navidad en Alemania

En mi infancia, mis deseos de Navidad siempre incluían un invierno perfecto, y sé que no estoy solo en esto. Para mí eso significaba un frío aire invernal, cielos claros y azules, y una gruesa capa de nieve fresca y blanca. En vez de ello, el clima era casi siempre distinto del paisaje invernal de mis sueños, muchas veces con cielos brumosos y grises, aguanieve, o incluso lluvia.

Sin embargo, en Nochebuena, mi madre nos cobijaba con ropa gruesa de invierno y nuestro padre caminaba con nosotros por las calles de nuestra ciudad.

Sabíamos la verdadera razón de esa caminata anual: mamá necesitaba tiempo para decorar el árbol de Navidad, poner los regalos debajo del árbol y preparar la sala de estar para la Noche Santa. Nos valíamos de todo truco para que esa caminata fuese lo más corta posible, pero nuestro padre era muy creativo y agregaba una o más vueltas para dar a nuestra madre el tiempo necesario.

En esos días, las calles de Zwickau, Alemania, eran muy oscuras por las noches; fue justo luego de la Segunda Guerra Mundial, y las luces de la calle eran escasas. Solo unas pocas tiendas estaban abiertas, y algunas ubicadas al lado de casas bombardeadas, que aún tenían el extraño olor de la guerra. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Presentes celestiales

Devocional de Navidad de 2017 de la Primera Presidencia

Presentes celestiales

Por el élder Kevin R. Duncan
De los Setenta

Niño

Ningún niño pequeño esperaba tanto la Navidad como yo. ¡Me encantaba! Mis padres eran maestros en convertir nuestro hogar en un acogedor paraíso de invierno. Había decoraciones, música, luces, golosinas y, por supuesto, presentes. Oh, ¡cómo ansiaba los presentes! Cada año hacía fielmente una lista de lo que más deseaba mi corazón.

Debido a que vivíamos en una granja, cada mañana de Navidad antes de abrir nuestros presentes, nos abrigábamos para enfrentar el clima helado del invierno y cuidar a nuestros animales de granja. No había nada mejor que terminar el trabajo y apurarnos a entrar para participar en las maravillosas actividades de la mañana.

Apenas estaba conociendo sobre este hombre, Jesucristo, cuyo cumpleaños estábamos celebrando; pero parecía algo bueno. Era Su cumpleaños, pero nosotros recibíamos todos los presentes. ¡A qué niño no le gustaba eso! En Navidad todo era bueno.

Afortunadamente, con el pasar del tiempo, mi comprensión del Salvador se incrementó —Su nacimiento y cumpleaños, Su vida y milagros, Su poder y sacrificios, Su Expiación y Resurrección, pero principalmente Su majestuosidad y Su amor incomparable. Sí, en Navidad todo era bueno, pero eso era simplemente porque con Jesucristo todo era bueno. O mejor dicho, ¡con Jesucristo todo era maravilloso!

El servicio misional

Como muchos jóvenes, ansiaba servir una misión, pero mi primera Navidad lejos de casa fue un poco impactante. En los meses antes de cumplir los 19 años, prácticamente en todo lo que podía pensar era en ir a mi misión. Era más joven que la mayoría de mis compañeros y amigos, y muchos de ellos ya se habían ido a sus misiones, dejándome atrás. Sentía como si ya estuviera listo para ser misionero también. Lo único que se interponía en mi camino era mi cumpleaños.

Después de lo que pareció una eternidad, finalmente entré al CCM. A principios de diciembre, estaba en un avión volando a mi misión en Santiago, Chile. Al fin estaba en camino y, lo que era mejor, la Navidad estaba cerca. Estaba seguro que estaba listo para la experiencia más gloriosa de mi vida. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

La Navidad: Una época para amar, servir y perdonarnos unos a otros

Devocional de Navidad de 2017 de la Primera Presidencia

La Navidad: Una época para amar, servir y perdonarnos unos a otros

Por Cristina B. Franco
Segunda Consejera de la Presidencia General de la Primaria

¡Me encanta ver el entusiasmo y la expectativa de los niños durante la época de la Navidad! Recuerdo mi propia anticipación como niña de la Primaria en Argentina. Un año, nuestros maestros de la Primaria nos pidieron que limpiáramos nuestros juguetes viejos, laváramos el cabello de nuestras muñecas y arregláramos sus vestidos para que pudiéramos donarlos a los niños y niñas que tenían que pasar la Navidad en el hospital.

Durante la semana en la que estaba limpiando mis muñecas viejas, mi mamá me preguntó qué estaba haciendo con ellas. Le expliqué lo que nos habían pedido los maestros de la Primaria y respondió: “También deberías dar uno de tus juguetes buenos a los niños”.

Yo contesté: “¿Por qué haría eso?”.

Entonces dijo algo que ha permanecido conmigo durante todos estos años. Dijo: “Cris, es muy bueno dar algo muy bueno que nos gusta de verdad, algo que sea difícil dar, ya que nos gusta tanto; algo que sería un sacrificio. Ese fue el regalo de nuestro Padre Celestial. Envió a Su Hijo, Jesucristo, no a cualquier hijo. Envió a Su Hijo amado y perfecto para que podamos regresar a vivir con Él una vez más”.

Ese año, al ofrecer uno de mis juguetes favoritos, comprendí un poco mejor el regalo del Padre Celestial para nosotros: Su Hijo amado, Jesucristo, quien dio Su vida por nosotros amorosa y abnegadamente.

Cada año, como parte de nuestra celebración navideña, mi papá leía el hermoso relato de Lucas en las Escrituras: Seguir leyendo

Publicado en Devocional de Navidad | Etiquetado , | Deja un comentario

Un regalo para todas las épocas

Un regalo para todas las épocas

Por el Élder Darwin B. Christenson
De los Setenta

No tienes que esperar hasta la Navidad para obsequiar regalos de amistad, amor y servicio.

Mi hermano, mi hermana y yo nos criamos en la ciudad rural de Blackfoot, Idaho. Nuestra familia no tenía mucho dinero, pero eso no nos impedía esperar ansiosos la Navidad. Ese día solíamos despertar temprano por la mañana, entrar de puntillas en el cuarto de nuestros padres y preguntarles si podíamos levantarnos. Ellos acostumbraban decir con voces cansadas: “No, sólo son las tres de la mañana. Vuélvanse a acostar”.

Volvíamos a nuestras camas y esperábamos, esperábamos y esperábamos, y pensábamos: “¡Caramba! Ya debe ser la hora”. Nos levantábamos otra vez y preguntábamos a nuestros padres: “Mamá, papá, ¿podemos levantarnos ya?”.

Ellos respondían: “No. Sólo son las tres y diez. Vuélvanse a acostar”. Parecía tan larga la espera antes de poder levantarnos para celebrar la Navidad.

En aquellos años de la infancia, al celebrar la Navidad empezamos a entender la importancia del Salvador; y al desarrollar una relación con Él, fuimos capaces de tomar buenas decisiones y de recibir muchos regalos maravillosos en nuestra vida.

El regalo de los buenos amigos

La verdadera amistad es uno de esos regalos. Tuve muchos buenos amigos durante mi juventud. El Evangelio nos mantuvo unidos y líderes especiales nos ayudaron a escoger lo correcto. Tuvimos una excelente maestra de la Escuela Dominical llamada Eva Manwaring, quien sabía cómo manejar a un grupo de rufianes como nosotros. No creo que haya habido muchas hermanas que nos hubieran podido soportar, pero ella lo hizo. Su esposo se ocupó de nosotros en el programa de los Scouts y nos ayudó a conseguir nuestro rango de Águilas. Me siento agradecido por buenos amigos y líderes que me ayudaron a tomar buenas decisiones, en especial la de servir en una misión. Seguir leyendo

Publicado en Amistad, Amor, Curación, Jesucristo, Navidad, Obra misional | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Los regalos de la Navidad

Los regalos de la Navidad

Por el Presidente Thomas S. Monson
Primer Consejero de la Primera Presidencia

Jesús nos invita a dar de nosotros mismos: “He aquí, el Señor requiere el corazón y una mente bien dispuesta”. De hecho, disponemos de oportunidades ilimitadas para dar de nosotros mismos, aunque también son perecederas.

En 3 Nefi, en el Libro de Mormón, leemos: “Alza la cabeza y sé de buen ánimo, pues he aquí, ha llegado el momento; y esta noche se dará la señal, y mañana vengo al mundo para mostrar al mundo que he de cumplir todas las cosas que he hecho declarar por boca de mis santos profetas”1.

Con el nacimiento del Niño en Belén surgió un gran don, un poder más fuerte que las armas, una riqueza más duradera que las monedas del César. Ese niño iba a ser el Rey de reyes, el Señor de señores, el Mesías prometido, Jesucristo, el Hijo de Dios.

Su invitación de seguirle

Nacido en un establo, acunado en un pesebre, descendió de los cielos para vivir en la tierra como un ser mortal y establecer el reino de Dios. Enseñó la ley mayor a los hombres durante Su ministerio terrenal y Su glorioso Evangelio cambió la manera de pensar del mundo. Bendijo a los enfermos, hizo que los cojos caminaran, que los ciegos vieran y que los sordos oyeran. Incluso restauró a los muertos a la vida.

¿Cuál fue la reacción ante Su mensaje de misericordia, Sus palabras de sabiduría, Sus lecciones sobre la vida? Sólo unos pocos lo apreciaron y éstos bañaron Sus pies con sus lágrimas, aprendieron Su palabra y siguieron Su ejemplo.

Desde tiempos inmemoriales, el mensaje de Jesús siempre ha sido el mismo. Él dijo a Pedro, junto al hermoso mar de Galilea: “…[Ven] en pos de mí”2. Dijo a Felipe: …“Sígueme”3. Dijo al levita que se sentaba en el banco de los tributos públicos: …“Sígueme”4. Ustedes y yo, si tan sólo lo escuchamos, recibiremos idéntica invitación: “Sígueme”.

Al seguir Sus pasos en la actualidad, también dispondremos de la oportunidad de bendecir la vida de los demás. Jesús nos invita a dar de nosotros mismos: “He aquí, el Señor requiere el corazón y una mente bien dispuesta”5.

Disponemos de oportunidades ilimitadas para dar de nosotros mismos, aunque también son perecederas. Hay corazones que alegrar, palabras amables que decir, regalos que dar, obras que hacer y almas que salvar. “Id, alegrad al solitario y al deprimido; consolad al que llora y al cansado; obrad bien por el camino y haced del mundo un lugar mejor”6. Seguir leyendo

Publicado en Jesucristo, Navidad, Profetas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

SED UNO Un motivo de celebración

SED UNO
Un motivo de celebración

Por el presidente Dallin H. Oaks
Primer Consejero de la Primera Presidencia

Para los Santos de los Últimos Días que eran adultos en ese momento, la revelación de 1978 sobre el sacerdocio fue un acontecimiento que quedó grabado en la memoria.

I.

La noticia me llegó por un teléfono que rara vez sonaba. Mis dos hijos y yo estábamos trabajando en el patio de una casa de verano que construimos en la montaña como un lugar de descanso de mis pesadas responsabilidades como presidente de la Universidad Brigham Young. El que llamaba era el élder Boyd K. Packer. Me contó acerca de la revelación sobre el sacerdocio, que se acababa de anunciar. Intercambiamos expresiones de alegría y regresé a mi trabajo. Me senté en la pila de tierra que habíamos estado moviendo y les dije a mis hijos que se acercaran. Al decirles que todos los varones dignos de la Iglesia ahora podrían ser ordenados al sacerdocio, lloré de gozo.

¿Por qué la revelación sobre el sacerdocio fue una ocasión de tanto gozo? Cuando era joven yo estudiaba y trabajaba en el área legal y viví en las regiones del Medio Oeste y del Este de Estados Unidos durante diecisiete años. Había observado y compartido el dolor y la frustración que experimentaban quienes sufrían esas restricciones y quienes las observaban, criticaban y buscaban explicaciones. Estudié las razones que se daban en aquel entonces y no podía sentir la confirmación de la verdad de ninguna de ellas. En mi estudio acompañado de la oración, aprendí que, por lo general, el Señor rara vez da razones por los mandamientos y las instrucciones que da a Sus siervos. Decidí ser leal a nuestros líderes proféticos y orar —como se prometió desde el comienzo de esas restricciones— para que llegara el día en que todos disfrutaran de las bendiciones del sacerdocio y del templo. Ahora, el 8 de junio de 1978, ese día había llegado, y lloré de alegría.

II.

Cuando consideramos lo que ha ocurrido y está ocurriendo en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y en la vida de sus miembros desde 1978, todos tenemos razones para celebrar. Seguir leyendo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario